Informes de clientes, noticias y notas de prensa.

El milagro del río Han

Corea del Sur es una de las diez naciones más importantes del mundo desde el punto de vista industrial y comercial, y va camino de convertirse en el gran nodo logístico de Asia oriental.
South-Korea
Corea del Sur: un brillante ejemplo a seguir en Asia oriental

«Balli, balli: este es uno de los principios comerciales básicos», dice Roman Müller. «Traducido, viene a querer decir: ¡rápido, rápido! Esa es una de las claves del éxito económico de Corea del Sur», explica el Managing Director Air & Sea Logistics Korea de DACHSER.

De pobre a rico

El rápido ritmo que impera en el país, así como la gran capacidad de innovación y lo avanzado de la tecnología, son impresionantes. En las últimas cuatro décadas, Corea del Sur ha dejado de ser un pobre Estado agrícola para convertirse en la cuarta economía de Asia. En 1960, su producto interior bruto (PIB) era aún inferior al de Mozambique, el del Congo o el de Senegal. Desde entonces, el rendimiento económico se ha multiplicado por 150. En 2015, el producto interior bruto ha rozado los 1,4 billones de dólares. Para 2016, los economistas pronostican una subida del 3,2 por ciento; y, para 2017, del 3,6 por ciento.

La historia de éxito tiene un nombre: «El milagro del Hangang». Así es como se llama el río que pasa por la capital del país, Seúl. El Hangang es para los surcoreanos símbolo del deseo de vivir. Mediante programas económicos de dirección estatal y con una orientación consecuente hacia las exportaciones, los padres fundadores consiguieron hacer de Corea del Sur una sólida potencia económica con un elevado grado de innovación. Empresas coreanas como Samsung o Hyundai se encuentran muy arriba en las listas Forbes de las mayores empresas del mundo que cotizan en bolsa.

Expertos en crecimiento rápido

En este fascinante paisaje económico DACHSER entró ya en 2006 con una joint venture. En 2014, asumió el 100% de las participaciones. «Desde que firmamos como DACHSER Korea Inc., hemos ampliado notablemente nuestras actividades en el mercado coreano», indica Müller. Explica que, para ello, ha orientado sobre todo la tramitación de ventas y pedidos, las estructuras operativas y los procesos a los sistemas de DACHSER, que han venido creciendo rápidamente. 

Sus principales clientes vienen de los sectores de la automoción, la electrónica, los bienes industriales y de consumo y los productos sanitarios. «Para ellos, configuramos y optimizamos las rutas de transporte con los más importantes socios comerciales de Corea del Sur en China, Estados Unidos y Europa», detalla Roman Müller. «El estar integrados en la red global de DACHSER nos permite ofrecer a nuestros clientes, además, soluciones eficientes y conexiones rápidas con todas las regiones del planeta».

Junto a la oficina de Seúl, DACHSER cuenta con una ubicación en la ciudad portuaria de Busan, desde la que se tramitan las actividades de carga marítima, y con otra en el aeropuerto de Incheon. El puerto, situado en la zona meridional del país, goza de una posición estratégica, y es un punto de gran relevancia para las rutas marítimas entre Europa y Asia oriental, así como para la ruta transpacífica entre Asia y Estados Unidos. En el aeropuerto de Incheon, situado en las inmediaciones de Seúl, DACHSER opera un almacén especial para el manejo de carga aérea.

El país dispone de unas excelentes infraestructuras de transporte, ya sea por aire, mar, carretera o ferrocarril. En el «Logistics Performance Index», elaborado por el Banco Mundial, Corea del Sur ocupó en 2014 el puesto 21 de los 163 países comparados.

Puro dinamismo

Debido al enorme dinamismo económico de Asia oriental, pero también por su situación privilegiada entre China y Japón, Corea del Sur sigue trabajando para establecerse en el futuro como uno de los puntos logísticos más importantes del nordeste asiático. Para ello, el Gobierno está ampliando actualmente el aeropuerto de Incheon, así como los puertos marítimos de Busan, Gwangyang, Incheon, Pyeongtaek-Dangjin y Ulsan. También se están planificando grandes centros logísticos. A las ubicaciones de Gunpo y Uiwang, van a sumarse las de Paju y Pyeongtaek.

Roman Müller desea seguir posicionando a DACHSER en el país como empresa logística moderna e informatizada. «Las condiciones son buenas», observa. «Al fin y al cabo, nos movemos en un entorno en el que la economía, igual que los propios consumidores, no deja nunca de buscar soluciones innovadoras».

Copyright © 2017 DACHSER SE. All rights reserved.
http://www.dachser.com/azkar/es/Edition-216_1215.htm
Área Clientes / Track & Trace